MI SONRISA DE JUGÓN

"¿Por qué todos los jugones sonríen igual?"

Andrés Montes, Filósofo y alegravidas


Me gustaría tomar unas cañas con Higuaín. No, no me he levantado esta mañana y me he afiliado al Florenteam, lo que ocurre es que escuché y ví malamente el partido del Madrid el sábado pasado porque no tenía simulacro. Hay que saber disfrutar de los pocos minutos de libertad que se disfrutan en este día a día de esquemas y rotuladores velleda. El gran retraso de la imagen procedente de HuangdongTV me permitía escuchar la SER con el suficiente desfase como para poder fijarme en ese tipo de detalles en los que no te fijas cuando ves un partido en riguroso directo. Cuando sabes cómo va a acabar la jugada te esmeras en descuartizarla en pequeños pedacitos para encontrar el error. Más o menos como cuando corriges un simulacro y descubres aquella palabra que cambia el sentido de toda la pregunta, sí, esa que no detectaste cuando hiciste el simulacro. En el partido hubo un jugador que destacó por delante de todos según los medios, Cristiano, pero hubo otro jugador que si me lo permiten, no es tan buen futbolista como CR9 pero que es más futbolista que CR9, ese no es otro que Higuaín.

El chico pelea y trabaja, corre para apoyar, se desmarca y aplaude a sus compañeros. Siempre está donde se le necesita. Recuerda a Jack Lemmon en "El Apartamento", que Florentino quiere un nidito al que llevar a su querida, nada, que llame al Pipita y él no tendrá reparos en largarse. A la mañana siguiente Gonzalo se levanta y lee los periódicos( diría "tabloides" pero sin decir "británicos" después sería como decir "marco" y no decir "incomparable"), no es protagonista de ningún artículo, pero eso a Gonzalo le da igual, al día siguiente volverá a su trabajo con una sonrisa en la cara dispuesto a salvarle el culo al jefe, al pelota del jefe y al niño mimado. Sin Gonzalo el Madrid no podría funcionar.

En el MIR ocurre algo similar si se me permite el símil balompédico. Existe un grupo, el de tocados por la gracia de Dios, que les premió con memoria fotográfica y nalgas de acero para poder marcar un hito en ese examen, para repartirse las plazas más glamourosas, los balones de oro, los Fifa World Player y los premios onze. Luego estamos el resto, los que salimos al campo a darlo todo, aunque no seamos técnicamente tan habilidosos o agraciados, damos nuestro máximo, pero claro, el resultado no es tan óptimo. Somos como ese niño que es malo a las canicas pero por muchas que pierda sigue comprándolas y jugándoselas a pesar de que se espera lo peor, sigue pensando que si no lo intenta nunca llegará su momento.

Gonzalo es feliz todas las mañanas yendo a trabajar, porque es el trabajo que siempre ha deseado tener y disfruta haciéndolo. No necesita premios, ni ser portada de ningún periódico. Él seguirá dando el máximo igual, y sonriendo cuando las cosas vengan mal dadas, recibiendo patadas y levantándose. Porque todos los jugones sonríen igual. Mientras, en la cúspide de la cadena alimenticia habrá quien reciba premios y lo celebre demostrando que lo merece, como Messi ante el Depor, y habrá quien crea que sólo por su nombre puede hacer un partido bueno de cada 5, como Kaká. Habrá quien sea mejor futbolista y habrá quien sea más futbolista.

En cuanto a mí, qué decir, no estoy en la cúspide de la cadena alimenticia, ni me rodean los resultados espectaculares, pero sigo levantándome cada mañana con las mismas ganas de darlo todo aunque a veces me pueda la desesperación( ¿a quién no le ha vencido a estas alturas?). A pesar de ello sigo sonriendo, porque alguien dijo una vez que todos los jugones sonríen igual y yo llevo cuatro días con una sonrisa en la cara.

PD:Es pecado no escuchar el disco de Them Crooked Vultures, dicho está...

5 Anotaciones sagaces:

Ulukai dijo...

Gran metáfora y muy acertada: a pesar de ser culé recalcitrante, no puedo menos que respetar como jugador a Higuaín (además, también parece muy buena persona).
Creo que el estudiante "total", más que como CR9 debería ser como Xavi (de nuevo, barriendo para casa): el elquilibrio perfecto entre genialidad y regularidad.
Saludos!

W. dijo...

Yo soy de los que dan animos y palmaditas en la espalda ante el cualquier pequeño avance porque debo confesar que no soy de esos agraciados que están en la cabeza del pelotón...
Nos irá bien, aunque estemos a miercoles y ya sepa que la Gine no la termino ni queriendo...
Al Almeria le robaron el partido, por cierto. Así no, hombre, así no.


Ánimo!!!!

El 6 de Fonsa dijo...

Entrada digna de Montes a un mes de la tortura china del MIR. Yo ya pasé el año pasado por la experiencia. Ya verás como todo sale bien

Un abrazo y te agrego a mi lista de blog de Medicina

Hele Atlética dijo...

El Pipita sólo tiene un defecto. Se equivocó de equipo. Suerte en el MIR, Vitote.

Vitote dijo...

@Ulukai- no me refería precisamente al estudiante "total", dudo que exista, porque somos humanos y nuestras carencias suelen equilibrar nuestras virtudes, por eso elegía a CR9, soberbio técnicamente, pero alejado del concepto de equipo.

@W.- nos irá bien a pesar de los pesares y angustias, a la mañana siguiente nos preocupará más la resaca que el número ya lo verás.

@El 6 de Fonsa-gracias, pero no soy tan grande como el grandioso Andrés.Espero que salga bien.

@Hele Atlética- porque Pitarcho no estuvo vivo( no lo está nunca, siempre está estable dentro de la gravedad) este verano cuando al Madrid le empezó a entrar la vena vendedora pensé que en un alarde de magnificencia el Pipita se vendría. Pero últimamente la magnificencia escasea, estamos estables dentro de la gravedad.

A cuidarse